Las Evas alquímicas de Mar Rey Bueno

Las maravillosas Evas alquímicas de Mar Rey Buena. Un viaje apasionante por su historia. “Su” de muchas mujeres arrinconadas por la historia oficial y “su” de Mar, una historia tan apasionante como la de sus Evas.

Las maravillosas Evas alquímicas de Mar Rey Bueno han copado mis horas de lectura empedernida durante los últimos dos días.

Un viaje apasionante por su historia. “Su” de ella y “su” de ellas. Pero también nuestra, de todos nosotros y nosotras. Un viaje por el tiempo para recuperar a algunas mujeres maravillosas arrinconadas por la historia oficial y un viaje iniciático al mundo de la propia Mar, igual de apasionante o más.

Hace años que un libro no me secuestraba la atención y el sueño como este lo ha hecho durante estos dos días. Conociendo a Mar y sabiendo de este libro y su recorrido tenía muchísimas ganas de empezar a leerlo. Lo que no creía es que me iba a enganchar de tal manera que terminase el día treinta de diciembre a las 2:30 de la mañana sin poder irme a la cama por acabar el último capítulo.

La Rey Bueno, como ella diría, realiza aquí dos viajes. Uno hacia adentro, porque describe todos los hilos que se cosen desde su recorrido personal y profesional hasta la historia de cada una de sus Evas. Y el otro, un viaje en el tiempo que es un acto de justicia. La justicia que el tiempo y la historia oficial le negaron a muchas grandes mujeres expertas, sabias, grandes, algunas épicas, alquímicas, nobles en algunos casos, brujas, destiladoras, sanadoras y cuidadoras…

La narración fluye en este libro haciendo viajar al lector del tiempo de la autora al de las protagonistas con una destreza que parece que las historias realmente ocurriesen en paralelo. La pasión de Mar es tal que se siente cómo ambas vidas viajan juntas. Sólo el tiempo las separa y Mar consigue que esa dimensión divisoria se disuelva. De la década pasada a la Edad Moderna sin sentir el salto.

Yo soy hijo del cine de aventuras de los ochenta y está historia, por su ritmo y sin ser ficción, para mí consigue recuperar esa sensación de adrenalina por saber más, por seguir a la protagonista hasta el final de la historia con una nueva sorpresa aún más reveladora detrás de cada esquina.

Me resulta difícil contar mucho más sin destripar ni una de esas historias y por supuesto no pienso hacerlo. No quiero robarle al lector ni una sola ocasión para descubrir nada. Quiero que se disfrute de principio a fin. Sólo diré que creo que este libro y los que espero que le sigan son necesarios. Este libro habla de mucho más de lo que parece.

Las Evas que Mar ha ido encontrando a través de sus investigaciones se le han ido revelando a veces de manera casual en legajos o anotaciones que llevaban siglos archivadas y privadas de su importancia. Otras han venido, como dice, a buscarla porque se necesitaban. En algunas ocasiones se mostraron durante años y quedaron latentes esperando a ser consideradas como vitales para lo que tenían que decir.

Hay que leer estas Evas alquímicas y acompañar a Mar por viajes a archivos históricos. Hay que ir con ella hasta los confines de los datos escondidos para revelar lo que siempre debió contarse sobre muchas mujeres que escribieron nuestra historia en un grado mucho más alto de lo que muchos van a querer aceptar jamás.

Pero los datos hablan y la historia cuenta. Y a mí me gusta mucho el oficio y la pasión de Mar por hacer que se escuche esa historia.